Berené: emprender con pasión, belleza y propósito

En el pintoresco pueblo árabe de Lorica ‘Saudita’, ubicado en las cálidas tierras del Caribe colombiano, nació Hadassah Zapata, una visionaria que está dejando una huella imborrable en el mundo del emprendimiento con la creación de su exitosa marca de belleza, Berené. Hadassah, una mujer de múltiples talentos, estudió enfermería y comparte su amor por el béisbol, la lectura apasionada y la exploración de nuevos destinos.

Berené es el aliado perfecto para resaltar la belleza de una forma fácil y sencilla”, expresa Hadassah Zapata.

Hadassah Zapata, creadora de la marca Berené.

Desde una edad temprana, Hadassah ha estado inmersa en el mundo de los negocios, un legado que viene de una familia donde el emprendimiento es la norma. “Esa semilla se incorporó en mí de tal manera que sentí que realmente era lo que me apasionaba, comparte Hadassah sobre su conexión innata con el mundo empresarial. Este trasfondo moldeó su perspectiva y despertó en ella el deseo de crear su propio camino.

La urgencia femenina de Hadassah por resaltar su belleza de una manera auténtica se convirtió en el motor detrás de su incursión en el mundo del maquillaje. En su búsqueda constante de lucir bella, enfrentó la dificultad de maniobrar entre una variedad de cosméticos, fue entonces cuando descubrió el lifting, un producto multifuncional que simplificó su rutina diaria de maquillaje y se convirtió en la inspiración para los productos de Berené.

“BERENÉ es el resultado de la unión de los nombres de mis dos abuelas”.

Hadassah considera la belleza como algo inexplicable y único para cada individuo. “Somos lienzos perfectos y tenemos belleza inexplicable en los ojos correctos; simplemente somos arte, expresa con pasión. Su enfoque inclusivo hacia la diversidad y la autenticidad se refleja no solo en sus palabras, sino en la filosofía misma de Berené, que busca resaltar la belleza en todas sus formas y expresiones.

Las abuelas de Hadassah han sido fuentes inagotables de inspiración para Berené. Mientras la abuela paterna destacaba con elegancia usando maquillaje todo el tiempo, la abuela materna optaba por la simplicidad de un labial de un solo tono. Enfoques opuestos pero igualmente hermosos, se fusionaron para inspirar la creación de Berené.

El nacimiento de esta maravillosa marca tuvo lugar en un momento crucial y necesario de la joven. Aunque Hadassah ya colaboraba con un laboratorio desde 2017, fue en enero del 2023, mientras experimentaba un proceso de conexión con su realidad personal, que Berené se materializó como marca nacional. Este primer año como emprendedora ha sido un desafío maravilloso, lleno de aprendizajes y descubrimientos de caminos que antes le eran desconocidos.

Creo que todos los emprendedores pasan por ese sentimiento de querer dejar todo allí

Cuando quieres hacer las cosas con amor te abres a aprender

El nombre de la marca, Berené, es un homenaje a las dos mujeres que más han influenciado la vida de Hadassah: sus abuelas, Berenice e Irene. La decisión de integrar los nombres de estas importantes mujeres  en la marca fue una elección maravillosa que le confiere unicidad y profundidad a Berené.

En un principio, Hadassah consideró el nombre Afrodita, en honor a la diosa griega de la belleza. Sin embargo, tras un análisis profundo de la estructura de la marca, rediseñó todo para descubrir el ADN que la conectaba verdaderamente con su creación. Este proceso de autodescubrimiento y redefinición marcó un hito en su viaje emprendedor.

El desafío más grande que ha enfrentado Zapata ha sido mantener activa y en producción la marca Berené durante su posparto. Ser una madre primeriza mientras gestiona los inicios de una empresa es un reto total, pero ella lo aborda con la misma maravilla y determinación que caracterizan su viaje.

Haz clic aquí y lee Gavant Legacy: más allá de la ropa, un legado de autenticidad

El propósito de Berené va más allá de ofrecer productos de belleza; busca facilitar el mundo del maquillaje para todas aquellas mujeres que, como Hadassah, no se sienten cómodas manipulando una multitud de productos cosméticos. La competencia es intensa, pero la estrategia de Berené se centra en la calidad y la experiencia, guiada por la filosofía de escuchar a los clientes y ofrecer lo mejor de su marca.

Con el tiempo, Hadassah descubrió que cuando se emprende con amor y la intención de ofrecer siempre lo mejor, se crea una esencia única que distingue a la marca. Los productos de Berené son más que mezclas de ingredientes; son dosis de amor que la colombiana desea recibir para su propio rostro.

Su madre, una figura constante que siempre saca lo mejor de ella, es una creyente incondicional incluso en los momentos de duda. Hadassah destaca la belleza de emprender, donde el desarrollo de liderazgo y empoderamiento se convierten en fuentes de inspiración para aquellos que temen aventurarse en el mundo del emprendimiento.

Descubrió también que es una mujer capaz de canalizar ideas para llegar a la meta y encontró en sí misma una fuerza inquebrantable que respeta los tiempos para crecer de la mejor manera posible.

Aunque recibe mucho mensajes positivos de quienes consumen su marca, Hadassah no deja de preguntar y escuchar las experiencias de las clientes, reconociendo que son el engranaje perfecto para el crecimiento de Berené.

La travesía emprendedora no está exenta de momentos difíciles. Hadassah reconoce que todos los emprendedores experimentan la tentación de dejarlo todo cuando las cosas se tornan difíciles. Sin embargo, comprende que esos momentos son obligatorios para alcanzar la excelencia que ahora vive con Berené.

@berenebeauty

Con el deseo de expandir su línea de productos, Hadassah trabaja con paciencia, reconociendo que todo ocurrirá en su debido tiempo. Su consejo para quienes desean emprender es claro: dar lo mejor de sí, ser constante y no abandonar demasiado pronto. Los miedos son oportunidades para moldearse hacia la mejor versión como mujer.

La historia de Hadassah Zapata y su marca Berené es un testimonio inspirador de cómo el amor por la belleza auténtica y la determinación pueden dar lugar a un emprendimiento exitoso. Su viaje, marcado por la creatividad, autenticidad y dedicación, es un faro para aquellos que buscan sumergirse en el emocionante mundo del emprendimiento, recordándonos que cada desafío es una oportunidad para crecer y brillar aún más.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Araque Dice